Construcción de un ferrocarril en Sierra Nevada de Santa Marta

11.272426, -73.309337

La empresa brasileña CCX tenía planificado llevar a cabo un proyecto minero integrado que constaría de 2 minas a cielo abierto: Cañaverales y Papayal, una mina subterránea, un puerto para el embarque de carbón, una vía férrea de 150 kilómetros para comunicar el puerto con las minas, y carreteras para el paso de tractomulas en Rioancho (Dibulla). En junio de 2012 la empresa acordó con los cuatro pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta hacer una pre-consulta con una duración de 1 año. Sin embargo, los líderes indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta consideraron que se partía de una falta de respeto hacia sus derechos puesto que el título minero para una de las minas ya se había concedido sin un proceso de consulta previa. A su vez, destacaron que se había incumplido el ordenamiento jurídico nacional e internacional así como el principio de buena fe. Se partía de una situación de desigualdad entre los pueblos indígenas y la empresa que el gobierno no ayudó a paliar. De acuerdo con fuentes empresariales, el proyecto se enfrentó a una coyuntura difícil influido por la caída de los precios del carbón pero también por los retrasos sufridos en los procesos de consultas previas. La Cámara Colombiana de Minería subrayó el alto coste de los procesos de consulta y estimó que el proceso realizado por CCX podría ascender a $4.000 millones para cubrir más de 400 reuniones entre los directivos de CCX y los 21 grupos indígenas que hay en la zona de acuerdo con las instrucciones del gobierno. Además cabía la posibilidad de tener que repetir las consultas si estas no se realizaban correctamente con base en la jurisprudencia de la Corte Constitucional de Colombia. Fuentes del mundo empresarial también señalaron la falta de coordinación entre los distintos ministerios del gobierno y los episodios de secuestros de trabajadores mineros por parte de grupos armados como el ELN. La presidenta de la Agencia Nacional de Minería (ANM) indicó entonces que había mucho camino por recorrer en el tema de las consultas previas, en la agilización de los permisos ambientales y en garantizar una mejor estabilidad jurídica para los inversores. En enero del 2013, CCX decide suspender la construcción de puerto de Dibulla y el ferrocarril, coincidiendo con la paralización del plan de expansión P60 de Cerrejón (otra empresa minera operando en la zona).

Tipo de Consulta
Proyecto de infraestructuras
Territorios Afectados

Corregimiento de Cañaverales, Conejo y Distracción, Departamentos del Cesar y Guajira.

Países
Colombia